martes, 26 de noviembre de 2013

Joselito y Belmonte. Una revolución complementaria (1914-1920)


 
Cartel que anuncia la exposición

          Queridos amigos, en el día de hoy os pido la venia para recomendaros un evento cultural y, por supuesto, rancio. 
            Con motivo del centenario de las alternativas de dos grandes figuras del toreo como han sido Joselito y Belmonte, a través de esta interesante exposición se nos invita a descubrir lo que fue la "Edad de Oro del Toreo". Abierta hasta el 15 de diciembre, tiene un horario de 10 a 14h y de 17 a 20h de martes a sábado en el Espacio Santa Clara (calle Becas) y en el Castillo de San Jorge en la Plaza del Altozano, siendo los domingos el horario solo de mañana. 
Saya de la Esperanza de Triana
    José Gómez Ortega "El Gallo" y Juan Belmonte "El pasmo de Triana", los cuales son considerados por muchos como los fundadores del toreo moderno, hicieron nacer una amigable rivalidad profesional que popularizó la tauromaquía hasta el punto de vivir los años de oro. Una rivalidad que trascendió a ámbitos políticos, culturales y sociales. O se era belmontistas o se era gallista. Sin embago, ambas figuras, grandes amigos fuera de las plazas, no se entienden el uno sin el otro; son la cara y la cruz, el final y el comienzo, el alfa y el omega, de una nueva forma de entender la Tauromaquia. Numerosas fotografías y enseres de ambos toreros podéis disfrutar quienes os acerquéis por este espacio cultural.
Saya de La Macarena
     Joselito tenía una importante relación con Alfonso XIII, algo que podemos comprobar en algunas de las fotografías en las que aparece junto a él o en los regalos que se hacían. Además, en el mundo cofrade sevillano, por todos es sabido el fervor que Joselito le tenía a la Esperanza Macarena, muestra de lo cual es una saya de la Virgen realizada con el bordado de un traje de luces del diestro, y que podemos ver en la exposición.
          Y si bien a Joselito lo calificamos de macareno, a Belmonte más bien lo situamos en Triana, y concretamente en la Hermandad del Cachorro, hasta el punto de que era maniguetero del palio de la Virgen del Patrocinio. En la muestra, podemos disfrutar de un manto de camarín de esta dolorosa de Triana bordado con el oro de un traje de luces del diestro. Y su fervor hacia la Hermandad del Cachorro lo matuvo hasta el día de su muerte, pues la familia decidió amortajarlo con la última túnica con la que desfiló en el año 1961.
           No se trata de una mera exposición de tauromaquia, en tanto que muestra la vida de la ciudad, cómo era su gente, cuáles eran sus divertimentos principales, cuáles eran sus inquietudes y, sobre todo, enseña cómo se fue transformando lentamente la ciudad junto al gran proyecto de Exposición Universal de se celebró en 1929. 
        Es, por tanto, una oportunidad única para disfrutar de una muestra en la cual las grandes fiestas de la ciudad, el toreo y la Semana Santa, van de la mano.
          


Juan Belmonte toreando al natural, obra de John Fulton


Joselito y el monarca Alfonso XIII, tras torear esta vaquilla

La Macarena vestida de luto por la muerte de Joselito







No hay comentarios:

Publicar un comentario