lunes, 30 de enero de 2012

"EL HARTIBLE O FATIGA SEVILLANO..."

        El término fatiga según la Real Academia de la Lengua española es "agitación duradera, cansancio, trabajo intenso y prolongado...". Cuán grande es la ignorancia de esta tan respetada institución.
Ese concepto se queda vacío o inmerso de lagunas en el lenguaje sevillano...si,si...los sevillanos...esos que somos especialistas en la invención de paralelismos y "motes" hasta para las piedras que nos encontramos en el suelo (en sevillana    adoquines).
       En el tan extendido por nuestra capital hispalense ambiente cofrade, o "capillita" como otros se encaprichan en llamar, el término "el fatiga" tiene una acepción mucho más simple, y con un carácter totalmente opuesto al que el carácter natural de esta palabra nos podría ofrecer. Para el sevillano, "el fatiga" es aquel cofrade que su semana santa empieza el Lunes de Pascua, ese cofrade que cuando ve La Paz pasar por el Parque susurra entre la brisa "ofuuuuuu esto se´ta acabando ya"; o que cuando ve pasar el Gran Poder bajo el silencio que enmarca la luna llena de la Madrugá dice "este si que es el Señor de Sevilla"; cofrade es aquel licenciado en criticar las flores de todos los palios que no sea el suyo...; aquel que sus dos enemigos más grandes no son la crisis ni el paro porque siempre se come un bocadillo cada día de Semana Santa y "a la ligera", sino que sus enemigos infernales son "las catenarias" y "las sillitas plegables"; aquel que la semana de Pascua se "empotra" la radio en sus oídos por si surgiese el milagro de que hubiere algún programa de "El llamador matutino" o el pobre deseoso de incienso que en Agosto intenta sin éxito sintonizar “El llamador estival”; aquel que busca en los más recónditos rincones de la provincia una procesión de gloria que le pueda aliviar "el mono" de escuchar un tambor, y que sin duda, se trata de una droga...pero...!!que bendita droga!!...o mejor dicho "drogas"...si,si...en plural...porque además de ese mono "el fatiga" esnifa incienso hasta con los 40º que marca el termómetro del Prado de San Sebastián, ese que ve pasear junto a él tantos nazarenos en una Semana Magna.
       Cofrade es aquel que no descansa en verano, pues de camino hacia la costa no dudes que llevará el último trabajo discográfico de Tres Caídas, y que si las carreteras no están muy saturadas intentará realizar un izquierdo valiéndose del acelerador...y llegará a la playa, e intentará hacerse un costal con la toalla blanca del niño, e intentará hacer un izquierdo en el agua del Mar Mediterráneo sabiendo que es imposible...y si por si fuera poco, transportará la sombrilla como si de un "bacalao" en la procesión del Santo Entierro se tratara...y no abandonará su playita sin antes haber intentado hacer un misterio con la arena cálida de Cádiz, el cual no llegará aguantar ni dos palos de trabajaderas...
       Ésta si es una acepción correcta de "el fatiga" en nuestra ciudad, la que hasta bajo el abrasador agosto que derrite los ramos de azucenas de la giralda, saca un palio a sus calles, y saca una muchedumbre, y saca una banda de música, y saca un cortejo que tanto nos gusta a los sevillanos, y hace sonar de una giralda, y saca un ambiente cofrade en pleno día de la Asunción...y saca la ciudad su vena cofrade que franquea la ciudad    de    costero        a    costero...

!Viva nuestra Semana Grande! y !Viva la madre que parió a todos los fatigas!...He dicho

2 comentarios:

  1. Muy bueno, me ha encantado, y la foto preciosa. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Si es que no pue se !!! Quiero libro yaaaa

    ResponderEliminar