sábado, 22 de octubre de 2011

"PENAS PARA UN ALTAR"

Talla completa de Jesús de las Penas

         !Fue tan importante nuestra historia...! y qué de secretos nos tiene guardados, a veces, bajo la pesada túnica de terciopelo que cobija el silencio de una hermandad que emociona sin la palabra.
          No sería nada nuevo si adviertéramos que es la Hermandad de Las Penas, una de esas corporaciones que tanta historia y tantos secretos guarda bajo la piedra en la que se apoya la mano del Señor.

Procesionó con cruz arbórena hasta 1967 (Foto: Univ.Sevilla)

          Jesús de las Penas fue una antigua imagen de retablo. Procede del antiguo convento de la Casa Grande del Carmen, en el cual presidía un retablo. Ello hace que como ocurre generalmente en las imágenes que han sicho hechas para altar, su parte posterior tiene forma plana, mientras que por delante sí está tallado y policromado. No obstante, es tradición, al igual que ha pasado con muchas imágenes en Sevilla, que a pesar de ser de talla completa, se vista con túnica.


         Además, desde 1968 porta sobre sí una cruz de carey y plata con la que impone aún mas el rostro de esa imagen atribuida a Pedro Roldán. La misma fue adquirida a la hermandad ecijana de Jesús Nazareno, habiendo sido realizada entre 1734 y 1735 por un vecino de Andújar.

         Originariamente fue la talla encargada por los carmelitas descalzos para presidir uno de los retablos de la Casa Grande de Nuestra Sra. del Carmen. En 1810  y debido a la invasión francesa, la misma cerró y la imagen quedó sin custodia hasta 1845 en que el Convento volvió a abrir sus puestas. Finalmente, la Junta Revolucionaria  cerró el convento en 1868, trasladándose entonces a San Vicente.

Publicación ABC sobre la restauración de 1980
        Actualmente, esta imagen de Cristo caído tan poco usual en la capital hispalense procesiona sólo, si bien es cierto que a finales del siglo XIX iba acompañado por la Verónica.

        Un dato curioso es la ralación que existe entre Jesús de las Penas, San Lorenzo y el Gran Poder por varios hechos históricos. En primer lugar, en 1965, en las misiones generales, el Cristo de las Penas fue trasladado a la barriada de Juan XXIII; en dicho recorrido descansó en la Parroquia de Santa Teresa (barrio Amate), donde recibió al Señor de Sevilla que también había salido por dicho motivo. En segundo lugar, diez años después y coincidiendo con el centenario fundacional de la Hermandad, realizó una salida procesional la imagen del Cristo hasta la Iglesia de San Lorenzo, el templo del Gran Poder y el convento de dominicas de Santa María La Real.

         Tan sólo en una ocasión, con motivo de una conferencia que pronunció el profesor Hernández Díaz en la Parroquia de San Vicente, la imagen fue expuesta tal como es, de talla completa, pues desde entonces, siempre la hemos visto con la túnica de terciopelo que cubre el luto de una Hermandad que hace historia con el silencio.

1 comentario:

  1. Muy buena entrada Manuel, me ha encantado la referencia histórica. Enhorabuena. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar