sábado, 8 de octubre de 2011

"LA PROCESIÓN DE LA CONCORDIA DE 1797"

Extracto de una noticia del periódico cuando se cumplieron 200 años de aquel hecho
           En ocasiones, creemos que la problemática entre Hermandades es algo actual, que antaño no existía. Os traigo en el día de hoy un ejemplo de algo que puede romper ese tópico tan extendido. 
           Corría el año 1797 en Sevilla cuando tuvo lugar una polémica histórica entres dos hermandades de Sevilla, El Gran Poder y La Carretería, conocidas entonces como el Traspaso y las Tres Necesidades respectivamente.
           ¿Sabéis cuál fue el tema de la discordia? Ni se lo imaginan...algo tan actual como el tema de los horarios. 
            En 1791, la Hermandad de la Carretaría decide salir a la calle tras un período de veinticuatro años sin hacerlo, para lo cual le fijan el horario de salida a las seis de la mañana del Viernes Santo (30 minutos después que el Gran Poder), algo a lo que se opone la Hermandad alegando que el Gran Poder debería salir de madrugá y no al alba. De esta manera, ambas hermandades se engarzan en un pleito y el asistente de la ciudad, Don Juan de Avalos, suspende la salida de ambas hermandades, mandando incluso fuerzas a los templos para que no pudieran salir. Se mantuvieron sin procesionar hasta el año 1797.
           El problema llegó a trascender la Jurisdicción Ordinaria e intervino el Supremo Consejo de Castilla ordenando la extinción de ambas cofradías, así como que les fuesen retiradas sus Capillas, alhajas, imágenes y todas las propiedades.
          No obstante, el problema no llegó a mayores, pues las dos hermandades llegaron a un acuerdo en 1797 por el cual ambas tendrían su horario en la madrugá y alternarían su puesto en la jornada, de manera que un año saliera antes las Tres Necesidades y al año siguiente sería el Traspaso la que ocuparía el primer lugar. Así pues, con esta Carta de Concordia entre ambas hermandades, el Consejo de Castilla decide invalidar la orden de extinción, pudiendo cada Hermandad recobrar sus bienes, aunque esto no ocurriría hasta 1798,  pues debido a la falta de los medios postales actuales, fue la fecha en la cual tuvo conocimiento de la Carta de Concordia que se había producido un año antes.
           En el citado año de la concordia, la Carretería le cede su puesto al Gran Poder y llegados a la altura de la Punta del Diamante (en la actual Avenida de la Constitución, esquina de la antigua Calle Génova) ambas hermandades se fusionan en un único cortejo de nazarenos e insignias que hizo estación de penitencia a la Catedral, volviéndose a dividir el cortejo una vez salieron de la Catedral, llegados al mismo punto donde se unieron.
           El cortejo lo formaba en primer lugar el paso del Señor del Gran Poder, seguido por el misterio de Las Tres Necesidades y cerrando el mismo el palio de la Virgen del Traspaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario