lunes, 8 de agosto de 2011

"INCIENSO BAJO LA SOMBRILLA"

Un grupo de rancios enciende incienso en la playa para no perder la costumbre
        ¿Que el verano no es rancio? Cuan grande es la ignorancia de aquel que lo afirme. El rancio y el "hartible" puede llegar a serlo en cualquier sitio y bajo cualquier temperatura. Y si no, que se lo digan a los responsables de que esta fotografía pudiera tomarse en una playa de Cádiz hace tan sólo unas semanas.
        Entre filetito empanado y tortilla de patatas, estos rancios y "hartibles" quisieron dar un toque rancio a ese olor salado que cubre nuestra costa, y se decantaron por encender un poco de incienso como si de una capilla en plena playa se tratase. 
        No queremos imaginar la cara que pondría algún rancio de una sombrilla cercana, cuando al oler la fragrancia pensara: "!Qué hartible soy que hasta en la playa huelo a incienso!"
        Lo que sucede no es que el verano no sea rancio, sino que hay que saber sobrellevarlo. El próximo fin de semana hay hasta una decena de glorias en Sevilla y su provincia e incluso un Vía Crucis Magno en la tacita de plata. ¿Que el verano no es rancio?

No hay comentarios:

Publicar un comentario